cuarto-de-bano

Hay roturas, desconchones, manchas, … que, si se dejan, van a más y acaban en reparaciones costosas. Se pueden arreglar con un poco de maña y así se ahorrará una buena cantidad de dinero.

1º. En los muebles, las tuberías y los revestimientos:

Si los azulejos y las baldosas se ahuecan hay que hacer algo antes de que se despriendan otros azulejos o se produzcan filtraciones. Se tiene que pegar los mismo y así ahorrará en enfoscar y y alicatar.

Si tienes un canto despegado hay que cambiarlo enseguida porque podría levantarse el frente de la puerta. Si es posformado (es una sola pieza con el frente) se tien que lijar antes.

Por otro lado, para que no se deposite cal en las tuberías, se puede poner un descalcificador magnético en la salida de la caldera y otro en el contador. Será barato y ahorrar gastos futuros.

2º. En las persianas, las paredes y las ventanas:

Si sale una grieta en una de las paredes de salón se tiene que rellenar con fibra de vidrio, lijarla y finalmente pintar el paño. Si se agrande sería necesario poner un vendaje. Si existe humedad alrededor de la ventana, antes que picar, se debe enfoscar y pintar y sellar la junta con silicona. Además, recomiendo cambiar el cordón de la persiana.

Otra buena opción pasar por reforzar las baldas. Si son largas, se tiene que clavar una tira de madera en los laterales y en el centro por debajo. Así, se evitará que se comben y se caigan.

3º. En el baño y  los sanitarios:

Si la bañera tiene un desconhón se puede arreglar con esmalte. Si no, se acabaría haciendo un agujero y habría que cambiarla. Además, se tiene que renovar la silicona de las juntas.  Si el inodoro se mueve, se tiene que cambiar las tuercas. Al despegarse del suelo podría romperse la pieza.

Foto vía Tripadvisor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =