Se puede conseguir que nuestra casa esté tan preciosa como el primer día, se puede lograr que luzca impecable con una serie de ideas prácticas y sencillas. En primer lugar, podemos renovar las paredes de nuestro hogar con pintura antimanchas. Con ello, estarán com el primer día. El momento ideal para llevar a cabo esta renovación es en primavera. La pintura de nueva generación permite limpiar las manchas sin que la pintura se vaya o se raye.

También se pueden renovar los muebles para dejarlos como nuevos. Se pueden renovar y nutrilos con cera. Para ello, se les da con una brocha o un trapo, se dejan secar unos 15 minutos y luego se frota con un paño para que no suelte pelusa para sacar brillo.

Otra gran idea es instalar cristales que se limpian casi solos. Así, tendremos nuestros cristales reluciente más tiempo y sin apenas esfuerzo. Estos cristales son muy ideales, sobre todo, en caso de tener ventanas grandes.

Además, hay que poner telas que repelan la suciedad para los sofas, las butacas, etc. Siempre que vayas a cambiar una tela, elige una tela en la que no penetren las manchas. Al quedar en la superfici, bastará pasarles un paño húmedo para retirar las manchas, lo que además evita que el olo permanezca.

Por otro lado, podemos tener un baño reluciente. Se debe optar por una mampara con tratamiento antiadherente para evitar que se fijen las gotas, la cal, …  Asimismo, se tiene que dar un protector antimoho para luchar contra las juntas. Si bien, no hay que olvidar que antes se debe eliminar la humed con lejía diluida en agua.

Por último, recomiendo apostar por colocar un suelo cerámico sin obra ni mantenimiento. Se coloca encima del suelo antiguo. Los hay preciosos y al tener sólo 5 milímetros de grosor puefden ponerse sobre el que tengas, por lo que te ahorras quitar el anterior y la obra. Finalmente, dada su dureza son una apuesta segura.

Foto vía Bricolage

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − cinco =