El orden es una parte fundamental de toda casa. Un hogar ordenado luce más de cara al invitado y al mismo tiempo hace la vida más facil a sus habitantes. El orden debe presidir un hogar. Y no sólo para grandes cosas, sino también para los pequeños detalles.

En ocasiones, la ropa interior acaba toda mezclada y hecha un revoltijo. Para evitarlo se pueden utilizar organizadores que compartimentan el espacio de los cajones a la medida de cada necesidad. Estos organizadores pueden ser de madera, plástico, metacrilato, etc. Includo podremos comprar unos organizadores de polipiel forrados de ante para guardar las prendas más suaves y delicadas. También se aconseja usar cajones con dos pisos.

La bisutería también debe tener su orden y organización. No se puede mezclar sin ton ni son. Hay que colocar cada objeto de bisutería siguiendo un orden. Así, podremos utilizar joyeros y organizadores de metacrilato; resultan muy prácticos toda vez que permite ver el contenido y localizar lo que se desea en un primer vistazo. Otra opción pasa por disponer de una bandeja con cajones.

Otro detalle que no debemos olvidar es el maquillaje. Muchas veces, se tienen la cremas, el maquillaje y demás elementos desperdigados por los armarios, las encimeras o revueltos sin criterio alguno en los cajones. Así, cuando uno quiere encontrar algo, pasa serias difucultades. Para los maquillajes, lo mejor son los organizadores de metacrilato para situar en la encimera del cuarto de baño o para guardar en los cajones.

Además, recomiendo reunir las cremas y botes en cestas de diferentes materiales. Por ejemplo, las cestas de polipropileno son resistentes al agua, además de muy decorativas. Asimismo, podemos guardar en ellas tanto cepillos como adornos del pelo.

Por último, en el cuarto de baño, resulta clave tener limpias y ordenadas las baldas, sobre todo, si se guardan el maquillaje, los algodones, los cepillos y otros elementos en cajas con compartimientos.

Foto vía Con tacones de cristal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =