santa-monica-salon

En ocasiones, uno puede llegar a cansarse del estilo del salón de su vivienda. En ese caso, conviene poner en acción una serie de consejos para cambiar el estilo del salón.

1º. Convertirlo en un espacio moderno:

Para ello se empieza pintando en tonos blancos para logar un espacio neutro que facilite el cambio. Nunca falla. Luego, hay que crear una distribución simétrica, más actual y ordenada. Por ejemplo, se puede colocar dos sofás enfrentados, acompañados de dos butacas o banquetas. Además, conviene llevarse a otro lugar el mobiliario que no se usa. Así, se logrará un salón diáfano, moderno y más comodo.

Por otro lado, se tiene que prescindir de las caídas y apostar solo por los visillos, mejor de tela clara y sin estampados. Por último, hay que cambiar las lámparas del techo por halógeneos y añadir otras de mesa con pantalla clara para ganar luminosidad.

2º. Darle un cierto aire francés:

Con tal motivo hay que pintar la pared en tonos claros: un blanco roto, un beis, un tostado …, que son más clásicos que el blanco puro, que da un aire más moderno.

Hay que elegir tapicerías lisas en los mismo tonos de la pared para sofás, butacas, pufs y sillas. Puedes combinarlas con telas con estampados en caídas y cojines.

Luego, se tiene que reciclar el mobiliario oscuro. También funciona colocar una alfombra de pelo corto, en tonos lisos y neutros, que pondrá una nota más clásica que una de pelo largo.

3º. Complementos que sirven para dar un nuevo aire:

Hay que cambiar los marcos de los cuadros o los espejos: los más modernos son o bien ultrafinos o bien de tamaño XXL.

Por su lado, las lámparas con pie de acero son muy modernas; para que no resulten frías, se puede combinar con pantallas de tela blanca.

Por último, los bodegones de jarrones en tonos claros, que pueden ir con o sin flores, son siempre un acierto en el salón.

Foto vía Decoesfera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + 1 =