images

A la hora de decorar las paredes del hogar se suele recurrir en muchas ocasiones a los consabidos cuadros. Pero hay otras forma de decorar las paredes; no debemos condenarnos a esta única forma de decoración. Por ello, os dejo varios trucos que os ayudarán en este cometido.

En primer lugar, se pueden colocar bobinas de colores sobre estanterías. De este modo, el blanco resaltará más el efecto visual, especialmente, si se agrupan por tonos. Se trata de una solución económica, original y exitosa.

Otra opción pasar por la  utilización de bastidores. Estos utensilios sirven para algo más que para hacer petit point. Con ellos, se pueden elaborar historias que nuestras paredes podrán narrar, solamente cosiendo cualquier elemento. Encima, se puede ponjer  cualquier tipo de  encaje, tela algodón u otro material.

También resulta muy pintoresco apostar por  el punto de cruz. se puede confeccionar un cuadro con el punto de cruz. Se puede elegir la obra que se quiera y se conseguirá tras trabajar un rato con el punto de cruz.

Otra idea es poner un póster gigante de vuestro actor/actriz preferidos, vuestra ciudad favorita, una imagen de la naturaleza, etc. Se tratará de que al ver estos pósters uno se evada y recuerde cosas maravillosas.

Por otro lado, se puede decorar las paredes con marcos de varios tamaños. Se pueden pintar  de diferentes colores o escoger distintos modelos. En este caso, se puede apostar plenamente por nuestra creatividad, gusto y elección.

Para las paredes de la  cocina os sugiero coger un juego de tenedor, cuchillo y cuchara, colocándolos sobre una tela del color,  enmarcando la cubertería y colgarla sobre las paredes. Se puede hacer lo mismo con lupas antiguas o otros utensilios de la cocina. Se trata de ser original y lograr que la pared quede a nuestro completo gusto.

Foto vía Arqhys

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + doce =