cuadros en las paredes

Resulta muy útil decorar las paredes con una serie de cuadros. No hay que recargarlas o dejarlas vacías. Lo ideal es darle un cierto protagonismo, pero sin pasarse de la raya. Os dejo varias ideas para decorar las paredes con acierto en un vivienda.

1º. Dos hileras en las zonas de paso:

Se trata de una idea muy sugerente para las zonas de paso. Se colocan una serie de cuadros en dos hileras. Al ir en hilera dan la sensación de profundidad. Encima, los motivos van muy bien con lo rústico. Acierto seguro.

2º. Coordinar los tonos con los muebles:

Para dar más sensación de equilibrio, un buen recurso es coordinar los tonos con el resto del mobiliario. Por ejemplo, se puede apostar por un fondo en madera oscuras y las mariposas en dorado. Queda muy bien.

3º. Composición simétrica con cuadros pequeños:

Se puede hacer una composición totalmente simétrica con cuadritos. Se trata de juntar una serie de cuadros iguales en una formación geométrica. Pero lo mejor es la sensación de orden que transmiten, parece como si cada complemento, cada detalle, encajasen perfectamente en su sitio. Idea muy sobresaliente.

4º. Sacar partido de los cuadroas en un hueco estrecho de la pared:

Si el hueco de la pared es estrecho se pueden poner los cuadros en vertical. No solo le darán encanto, sino que elevarán visualmente la altura de la pared. Para potenciar este efecto, se deben elegir con el mismo motivo y ponerles un marco que destaque, el mismo en todos los cuadros. Es solo un detalle, pero la habitación parecerá más decorada.

5º. Fotos en blanco y negro decorando una pared:

Las fotografías en blanco y negro o en sepia quedan siempre preciosas. A la hora de enmarcarlas no hay que complicarse. Se les hacer un paspartú con una cartulina y se les pone un marco negro.

Foto vía Arte y Decoración

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − diez =