Se pueden aprovechar trozos de tela, de papel pintado, botones u otras cosas que uno tenga a mano en el hogar para lograr una mesa colorida y divertida que dé un toque personal a la misma. Además, se conseguirá de forma tan fácil como rápida y sin apenas tener que gastar dinero.

1º. Con trozos de tela plastificada o de hule:

Se recortan los trozos en formas graciosas, como flores o o nubes, con el objetivo de conseguir divertidos manteles individuales. Si tienen estampados bonitos con lunares todavía quedan mucho mejor.

2º. Con retales:

Se pueden reutilizar restos de tela para coser vistosos salvamanteles. Te recoiendo rematar sus bordes con tela de color vivo y completar todo ello con servilletas a juego.

3º. Con papel pintado:

Se puede poner un trozo de papel, a modo de mantel, y envolver los dulces u otra comida. Se atan con cintas de colores y se colocan en un portartas. Gustará a niños y mayores.

4º. Con letras:

Te sugiero customizar las servilletas fijando en sus bordes, con ayuda de la plancha, letras especiales para adheir en una tela. Se puede formar con ellas las palabras o las frases que quieras o bien apostar por los nombres de cada miembro de la casa. Es muy original y moderno.

5º. Con botones:

Se puede personalizar las servilleta de cada comensal, cosiendo en cada una de ellas botones de diferentes colores y tamaños y añadiendo varias cintas de pasamanería. Es muy útil, decorativo ys e puede realizar en unos minutos de forma sencilla.

6º. Con círculos:

Te recomiendo recortar una bonita tela de lunares plastificada o hule con la finalidad de elaborar unos salvamanteles redondo. Además, hay que coser una decorativa puntilla de color a tu alrededor. Con esta idea, triunfarás en cualquier celebración con invitados.

Foto vía De Manualidades

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − nueve =