Aprovechando que estas Navidades me han regalado un macro (un tipo de objetivo de fotografía), voy a dedicar varios post a escribir una oda a los pequeños detalles. Si por mucho que mires blogs de decoración y páginas de muebles caros, al final por tu bolsillo siempre terminas visitando Outlets, no desesperes y sigue leyendo, porque el buen gusto sólo requiere paciencia y esmero para encontrar cuál es ese pequeño objeto que puede aportar la diferencia. Pasen y vean, porque les presento mi casa en 45 pequeños detalles. 

 

El recibidor

Para la entrada compré un mueble con talla de un escaparate:

Y una jaula, en cuyo gancho dejamos las llaves:

He acompañado esta jaula vintage con una flores de tela en color crudo, que ayudan a dar sensación de amplitud y limpieza.

 

El dormitorio

¿Quién dijo que rayas con rayas es una combinación imposible?

Me gusta tener los collares organizados, por eso utilizo un perchero de pared.

La ropa la organizo también por prendas (faldas, pantalones, camisetas…)

 

Y siempre tengo a mano complementos vintage, como diademas…

o cintas

Me gusta tener un par de vasos de agua para humedecer el ambiente.

Y lamparitas para crear un ambiente cálido.

 

 

Un elemento decorativo que me gusta especialmente son los marcos vacíos, dispón un par de aspecto similar pero distinto tamaño para conseguir un rincón muy agradable.

Y si tienes muchos elementos de uso diario, lo mejor es que los metas en cajitas y las tengas a la mano. Me gustan especialmente las de metal pintado, porque tienen un toque retro y hogareño a la vez. 

 

Hasta aquí mi primer post de oda a los pequeños detalles, espero que os haya gustado y que os sirva de inspiración para crear rincones muy In pero low cost. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =