Podemos aprovechar parte de nuestro salón para montar un espacio para disfruta de nuestras aficiones favoritas como puede ser un rincón  de costura. Se trata de lograr donde uno puede disfrutar de la costura con todo lo que necesita.

En primer lugar, para trabajar con la mayor comodidad posible se  puede colocar  la máquina de coser en una mesa de ordenador con ruedas, que permiten desplazarla a cualquier lugar del salón. También recomiendo apostar por zonas extensibles ideales para guardar los utensilios necesarios para la costura.  

Por otro lado, se puede optar por muebles con compartimientos, imprescindibles para mantener todo en perfecto orden y lograr una estancia cómoda y funcional.

En relación a los colores de este espacio para coser, sugiero usar el blanco y el metal. Este dúo de tonos potencia la claridad. Se puede reforzar usando una silla de metacrilato que hará juego.

En cuanto a los accesorios, se puede optar por una escalera de bambú  de color blanco que sirva para poner las telas y las patrones. Además, hay que usar varias cajas de distintos tamaños para clasificar cada objeto: botones, bobinas, telas, etc. Te aconsejo que para identificar lo que hay en cada una de ellas, se pegue en el exterior una muestra de su contenido.

Por otra parte, puedes hacer un costurero con un carrito transparente. Así, verás todo de un solo vistazo y lo tendrás a mano. Asimismo, una estantería con múltiples huecos te ayudará a tener organizados todos tus bártulos. Para ello, usa unos botes de cristal para guardar los hilos, las cremalleras, etc.

Por otro lado, no hay olvidar un aspecto fundamental para este rincón de costura: la iluminación. Además de situar la mesa de trabajo cerca de la ventana, conviene poner sobre ella una lámpara de techo. La iluminación será clave para estar a gusto cosiendo.

Foto vía Kedekukadas

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + 9 =