Una cocina debe ser funcional, tener una buena decoración, ser amplia y moderna, y además estar aseada, limpia, ordenada y pulcra. La limpieza resulta fundamental en una cocina. Para ellos, os dejo una serie de trucos.

1º. Desatascar el fregadero:

Un truco para desastacar el fregadreo es verter por la tubería una solución de agua caliente con sal y bicarbonato. Se deja actuar unos minutos mientras va disolviendo los residuos y luego se abre el grifo para que arrastre la la suciedad. Otra idea es verte de forma regular media taza de levadura química y media de vinagre blanco.

2º. Vitrocerámica sin rayaduras:

Si se utilizan recipientes con la base lisa se evitará que la vitrocerámica se raye. Los idónes son de acero fino o esmaltado. Además recomiendo secar bien las ollas y las sartenes antes de guardarlas, así no aparecerán manchas de cal.

3º. Ventanas brillantes y limpias:

Una solución que da resultados consiste en mezclar vinagre y agua en un frasco pulverizador, pues este producto da brillo a los cristales. Después de lavarlas, se puede secar con un papel de periódico arrugado para que el resultado sea más perfecto.

4º. Grifería obturada:

La cal del agua puede dañar los grifos e incluso obturas las boquillas. Si alguan grifería de la cocina setá obstruida, hay que desenroscar la boquilla y sumergir el filtro en agua con vinagre durante unos quince minutos. Además, para eliminar los restos de cal se puede usar un producto específico para ello; se plica con un paño de algodón por la totalidad de la pieza.

5º. Limpieza del horno de manera ecológica:

La sal gruesa puede resulta de enorme ayuda para limpiar el horno sin tener que usar productos abrasivos. Se espolvorea por los laterales y el fondo, y luego se retira con un paño bien húmedo. Otra opción es preparar una solución con bicarbonato caliente, y después calentar el horno; se aplica con cuidado de no quemarse.

Foto vía Habitissimo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =