A través de una serie de trucos e ideas se puede mantener el hogar en nuestro hogar y ahorrar lo más posible. Se trata de ganar calor sin necesidad de gastar más dinero. Una buena opción en tiempos de crisis económica.

1º. Purgar y utilizar bien los radiadores:

Hay que pugarlos antes de usarlos, pues el aire que suelen contener dificulta la circulación del agua y la transmisión del calor. La purga está lista cuando sale solamente agua. Además, no hay que utilizar a los radiadores para secar la ropa. Y mejor si están bajo la ventana.

2º. Láminas reflectantes:

Se ponen detrás del radiador en la pared. Como el calor rebota en ellas, evitan que se pierda. También compensa poner un termostato para que la calefacción se desconecte al alcanzar los grados deseados y válvulas termostáticas para controlar cada radiador por separado. Así, se ahorrará un 8-13% de energía.

3º. Protección de paredes y techos:

Por las fachadas se escapa entre un 20 y un 25% del calor. Se evitarán pérdida si se aíslan las paredes con lana de roca o de vidrio. Hay que hacer lo mismo en el techo, sobre todo, si se vive en un último piso. También se puede aplicar pintura aislante.

4º. Añadir burletes y tapar los huecos:

Recomiendo poner burletes en las puertas y las ventanas. Si tienen rendijas, hay que sellarlas con masilla (también los cajetines de las persianas). Se evitará perder entre un 10-15% del calor.

5º. Como saber si tu casa necesita aislamiento:

Las condesaciones de cristales, las humedades y los hongos son claros síntomas de que una casa precisa un aislamiento urgente. También se puede saber comparando la factura de tu hogar con la de un vecino que tiene su casa aislada. También influirá el año de construcción de la vivienda.

Foto vía Decoracionia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =