Si tu baño tiene muchos años, necesitará una reforma. El problema es que establecer claramente que debemos remodelar, de que modo y todo ello suponiendo el mejor gasto posible. Para ello, os dejo una serie de consejor para reformar vuestro antiguo cuarto de baño.

1º. Las tuberías:

Hay que cambiar las tuberías si son de plomo (los desagües) o hierro (los latiguillos son rígidos. También se debe cambiar el azujeto y alicatar. Otra opción es remodelar las tuberías y efectuar todo tipo de cuidados.

2º. La instalación eléctrica:

Hay que renovarla si al quitar la placa del interruptor la caja es metálica y los cables son negros o rojos o manchan. Además, se puede aprovechar la reforma para modificar los puntos de luz del cuarto de baño. Incluso se puede sacar el interruptor fuera del baño pues resulta más seguro.

3º. Los azulejos:

Hay que quitarlos si el cemento «ha muerto· y no agarra: sonarán huecos al golpear con los nudillos. Si está bien y se quiere cambiar su imagen, se ahorrará obra y dinero si se pinta con esmalte para azuleos. También se puede poner un papel superlavable o un revestimiento resistente al agua.

4º. La renovación de los grifos y los sanitarios:

Se pueden sustituir los grifos y los sanitarios por otros con sistema ahorro pues ahorran bastante. Por ejemplo, los grifos termostáticos y las cisternas de doble descarga gastan 50% menos de agua.

5º. La ducha:

Si uno decide cambiar la bañera del cuarto de baño, debe apostar por una ducha mucho más funcional. Con la ducha se ganará en espacio, en seguridad y encima se gastará cuatro veces menos de agua y energía.

6º. Luz exterior:

Siempre que sea posible, se debe buscar que el cuarto de baño tenga cuanta más luz exterior posible. Le da una alegría evidente.

Foto vía Decoralis.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =