El baño es una habitación importante en nuestro hogar. Uno debe sentirse cómodo y tranquilo allí, no en vano, se utiliza varias veces al día. Por ello, hay que cuidar que cualquier aspecto del cuartode baño está a la altura de nuestras expectativas. El baño merece una atención especial.

Uno de los puntos clave de un cuarto de baño es su luminosidad. Un baño oscuro, con poca luz y demasiado cerrado no suele ser agradable ni para los dueños del hogar ni tampoco para los invitados. El baño debe ser luminoso,claro y con luz, incluso si se trata de un baño interior. Hay que darle vida y alegría al cuarto de baño.

Los baños luminosos parecen mucho más limpios que los oscuros. Por eso, resulta muy importante facilitar la circulación de la luz en el cuarto de baño. Si el baño cuenta con una entrada de luz natural, hay que asegurarse de que se proyecta una distribución que no entorpezca su paso.

Por otro lado, la bañera y la ducha no deben restar luminosidad, especialmente si se aíslan con modernas mamparas de cristal. Debido a ello, una de las distribuciones más frecuentes en un cuarto de baño pasa por instalar la bañera y la ducha donde se encuentra la entrada de luz. Además, para zonificar el cuarto de baño es mejor recurrir a mamparas o muretes de obra a media altura.

Por otra parte, las tonalidades claras  (blancos, beiges, ocres, cremas, etc.) son un gran aliado de la luz en el cuarto de baño. S i bien no la crean, sí que multiplican la sensación de claridad y luminosidad.

Por último, recomiendo colocar un amplio espejo en la zona del tocador de nuestro cuarto de baño debido a que ayudará bastante a expandir la luz por toda la estancia dando sensación de claridad.

Foto vía Arquitectura de Casas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − uno =