Luce tus fotos viejas

1
1711

Solemos guardar viejas fotografías en un cajón y apenas nos acordamos de ellas. Pero se pueden lucir y darles un nuevo uso en el hogar. Sean grandes, medianas o pequeñas, en color o en blanco y negro, estas fotografías se pueden enmarcar y colocarlas en las paredes de la casa. Se trata de conseguir que queden bien y ayuden a mejorar la decoración.

Marcos de fotos en las paredes

Para ello, habrá que poner en práctica los siguientes trucos decorativos:

1º. Colgar las fotos en un lugar que destaque

Las fotografías lucen mucho en un salón junto a la pared del sofá. En el dormitorio, las fotos destacan en el cabecero; y en las zonas de pasa, llaman la atención si se colocan frente a las puertas.

Se debe intentar que las fotografías reciban la luz directa. Para evitar los temidos reflejos se puede usar un cristal mate. En cuanto a las alturas, si la composición es de más de 80 centímetros del alto, resulta adecuado que el centro quede por encima de la altura de la vista; y si tiene menos, por debajo.

2º. Acertar con las fotos pequeñas

Las composiciones resultan más ligeras, especialmente, si se usan marcos lisos y de poco más de cinco centímetros. Sin embargo, si se desea agrandarlar o igualarlas, se debe hacer un paspartú que permitirá realzar las fotografías y jugar con el color de forma sencilla.

Si la pared es ancha se deben pone las fotografías en hilera. De esta manera, las fotos darán sensación de profundidad. Si la pared es estrecha o bien el techo es bajo, se tienen que colocar las fotografías en vertical pues alargarán la pared visualmente.

3º. Apostar por marcos que contrasten con la pared

Si se eligen marcos que contrasten con la pared, las fotos quedarán más vistosas, especialmente, si el marco mide al menos cinco centímetros de grosor.

Por otra parte, con el fin de que el conjunto sea armonioso, se debe utilizar uno que coordine con las fotos o la habitación. También, se recomienda centrar la composición en la pared.

1 Comentario

Dejar respuesta