DIY: forrando un taburete

Hoy vamos a forrar un taburete que compramos de un escaparate  porque,  aunque las patas metálicas son bastante bonitas, la loneta del asiento hay que cambiarla ya que al ser blanca está bastante manchada. ¿Quiéres saber todos los pasos que hemos dado? Pues no te pierdas detalle porque ¡Comenzamos!.

En primer lugar lo que se tenía que haber hecho es retirar la loneta de antes y dejar tan solo el cojín, el problema es que ésta estaba tapizada pegada y  quitarla desestabilizaría toda la estructura del cojín, así que hemos optado por conservarla y poner nuestra tela encima.

Para tapizar vamos a necesitar una grapadora de pared o de tapicero, un montón de grapas y una tela que nos vaya perfecta en nuestra decoración.

Hemos escogido una tela que tenga bastante cuerpo, para que podamos tensarla sin que se rompa, lo que no hemos encontrado es una tela que tenga un poco de elastano (muy aconsejable cuando se va a tapizar), por lo que será un poco más dificil de trabajar.

Presentamos la tela sobre el cojín e iremos tensando y  poniendo algunas grapas de referencia para conseguir que ésta quede perfectamente colocada. Una vez planteadas las grapas de referencia, vamos grapando el resto, siempre por la parte inferior del cojín, para que no se vean.

Hemos creado este motivo de ondas en el lateral del cojín para aprovechar los sobrantes de tela y porque al no tener elastano, resulta más dificil de tensar completamente.

Una vez grapada la tela al completo, cortaremos la tela sobrante muy pegaditos a las grapas, para que no queden trozos que puedan ser vistos de frente.

Espero que os haya gustado este post y que os animéis a forrar esos taburetes o sillas que están pidiendo un cambio a gritos en vuestro hogar. ¡Feliz fin de semana!.

Dejar respuesta

11 − 9 =