Colocar la corona de Navidad en tu vivienda

corona de navidad

La corona de Navidad  es una tradición cristiana que simboliza el transcurso de las cuatro semanas del Adviento. Se trata de una corona de ramas (normalmente de pino o abeto) que se puede colocar en una mesa o bien colgar de entrada del hogar.

La simbología original  se relaciona con la muerte y renacimiento del sol en invierno. El círculo como símbolo del tiempo reflejado en el ciclo de las estaciones; las ramas, significando la persistencia de la vida a través del elemento vegetal y la adoración al Sol como origen y fuente de la vida mediante la luz de las velas.

Con alambre, ramas y un poco de maña se podrá hacer este preciosos adorno para decorar la puerta de la vivienda. Resulta ideal para dar la bienvenida durante estos días festivos.

Los materiales necesarios para realizar esta corona de Navidad son los siguientes: varias ramas de abeto (pueden ser naturales o artificiales); dos rollos de alambre, uno grueso y otro fino; un alicate; y adornos variados: broches, lazos, piñas, bolas …

En primer lugar, se desenrolla la bobina de alambre fino. Luego, se corta con el alicate varias tiras de unos diez centímetros. Estas servirán para unir y atar el círculo que se forma con el alambre grueso.

A continuación, se forma un círculo de unos 35-40 centímetros de diámetro con el alambre grueso. Después, se le da varias vueltas enrollándolo hasta conseguir una estructura que sea realmente sólida.

En el siguiente paso, se coge la tiras de alambre fino que se habían cortado antes y se utilizan para sujetar el círculo de alambre grueso. Además, hay que enrollarlas alrededor de él y luego se anundan muy bien.

A renglón seguido, se colacan las ramas hasta cubrir todo el alambre, como si fuera un trenzado suelto; si son naturales se tiene que pulverizar un poco de laca. Y, por último, se decoran los adornos variados que  uno quiera coo lazos, broches, bolas, piñas, etc.

Foto vía Live Internet

Dejar respuesta

16 − 8 =