Calefacción en casa: ahorrar sin perder calor

ahorro calefacción

Bajar una factura de la calefacción sin perder una décima de temperatura es mucho más fácil de lo que parece en primera instancia. Se puede ahorrar en calefacción sin perder nada de calor en la vivienda. Para ello, se hay que poner en práctica los siguientes consejos. Funciona y son muy sencillos de completar.

1º. Proteger bien las ventanas:

Por las ventanas se escapa alrededor de un 30% del calor. Así que interesa bajar la persiana en cuanto oscurece. Se notará. El tambor también cuenta: se puede tapar con masilla cualquier rendija o se colará el frío.

Además, hay que comprobar que todas las ventanas cierran bien. Para ello se recomienda usar este truco: pasar una vela por las juntas, si la llama se mueve es que necesitan un ajuste.

2º. Abrigar al máximo la casa:

Se pueden poner burletes bajo las puertas, sobre todo, en la entrada, donde hay más corriente. También se debe apostar por un estor o unos visillos claros pues dejan pasar la luz sin que cuele el frío. Cuando se haga de noche, lo mejor es echar las cortinas; mejor que sean gruesas.  Además, para ventilar el hogar basta con abrir las ventanas unos 10 minutos, no hace falta más rato en invierno pues se enfriará la casa.

3º.  Consejos según como sea la calefacción:

Si la calefacción es de gaso o gasóleo se recomienda revisar la caldera para mantenerla en buen estado. Con ello, se puede ahorrar hasta un 15% en combustible.

Si la calefacción es eléctrica se debe sumar la potencia de los radiadores y los electrodomésticos para ver si se puede bajar la potencia que se tiene contratada. No hay que olvidar que cada kilovato cuesta 42 euros al año.  Si se tienen acumuladores se podrá lograr si se cambian las resistneicas por unas que tengan menos potencia.

Foto vía Caser Seguros

Dejar respuesta

trece + 19 =